Los internacionales de Inglaterra anuncian que se marcharán del terreno de juego si hay cualquier insulto racista tanto hacia a un solo jugador como a todo el equipo durante los partidos de clasificación para la Eurocopa 2020 contra República Checa y Bulgaria.

«Si se da una situación extrema, es posible que tengamos que tomar medidas. Es una decisión del equipo que todos debemos tomar. No importa si se abusa de un jugador o del equipo, somos un grupo. Nadie debería sentirse incómodo en el campo. Somos un equipo y si se insulta a una persona, todos lo padecemos, porque somos una gran familia», asegura Tammy Abraham, delantero del Chelsea.

El partido frente a Bulgaria se jugará en un estadio parcialmente cerrado de cara al público para intentar que no ocurra lo mismo que sucedió en la última victoria contra los búlgaros, donde el jugador del Manchester City Raheem Sterling fue objeto de cánticos racistas.

Mark Bullingham, director ejecutivo de la Federación Inglesa, considera que se deberá «expulsar a ese idiota» en caso de producirse algún insulto de carácter racista. «Sabemos que a menudo son solo un puñado de personas las que causan problemas. Todos hemos visto cómo esta minoría sin sentido arruina el partido e intimida a quienes nos recibieron en sus ciudades. Esperamos que no pase nada, le pedimos a cualquiera que sea testigo de este comportamiento que nos ayude a identificar a los responsables», añade.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here