• 454
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La filial del grupo audiovisual español MediaPro en Miami aceptó declararse culpable de los dos delitos de fraude que las autoridades judiciales en Estados Unidos presentaron contra dos de sus ejecutivos, por sobornar a altos directivos de las asociaciones de fútbol caribeñas para hacerse con los derechos audiovisuales y de comercialización de partidos clasificatorios a los mundiales de 2014, 2018 y 2022. Para cerrar el caso, deberá pagar 24 millones de dólares como sanción, más de 20 millones de euros.

Es la última multa que se impone en el marco de la investigación iniciada por la fiscalía del Distrito Este de Nueva York contra la corrupción en la FIFA, el órgano que gobierna el fútbol. Cuando estalló el escándalo, la filial US Imagina se llamaba Media World. Dos de sus responsables, Roger Huguet y Fabio Tordin, fueron arrestados en diciembre de 2015 por su participación en la trama. Los dos antiguos ejecutivos ya se declararon entonces culpables por sus actuaciones fraudulentas. En ese momento fueron cesados.

La sanción pactada ahora en Estados Unidos por la filial de MediaPro se desglosa de la siguiente manera: por un lado, tendrá que abonar una multa de 12,9 millones de dólares (casi 11 millones de euros) que asume su matriz española. Así mismo tendrá que restituir 3 millones de dólares (2,55 millones de euros) a la Unión Caribeña de Fútbol; 1,7 millones de dólares (1,45 millones de euros) a la Federación Hondureña de Fútbol, 790.000 dólares (673.000 euros) a la de Guatemala; 600.000 dólares (511.000 euros) a la de Costa Rica; y 565.000 dólares (481.000 euros) a la de El Salvador. También deberá devolver los beneficios obtenidos por los pagos irregulares.


  • 454
  •  
  •  
  •  
  •  
  •