• 34
  •  
  •  
  •  
  •  

Fotografía: Prensa Libre

Atrincherada en el juzgado Segundo de Instancia Penal se encontraba la juez Jisela Yadel Reinoso Trujillo, quien fue sentenciada a 13 años de prisión por los delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero u otros activos e incumplimiento de deber de presentar declaración jurada patrimonial

Reinoso estuvo a cargo del juzgado Cuarto de Instancia Penal, sin embargo fue encontrada culpable de los delitos antes mencionados debido que se cree que recibió dádivas a cambio de sus resoluciones.

En este caso el juez Darwin Porras quien estaba a cargo del juzgado Segundo, el 10 de diciembre año 2015, le otorgó una medida de arresto, en octubre del año 2016 los magistrados de la Sala Tercera de Apelaciones rechazaron la apelación del MP y Cicig.

Por lo que se interpuso un amparo en la Corte de Constitucionalidad y es ahí donde los magistrados de la Sala Tercera de Apelaciones ordenó revocar la medida y la detención inmediata de la juez Reinoso.

Reinoso adquirió una vivienda valorada en más de Q3 millones y varios vehículos durante el tiempo que estuvo al frente del Juzgado Cuarto de Sentencia Penal.

La policía capturó a Reinoso al salir del Juzgado Segundo, luego de que le revocaran la medida sustitutiva. Ella firma que es una arbitrariedad su captura, ya que fue sentenciada y en la sentencia se señala que las medidas sustitutivas se mantienen hasta que se quede en firme la sentencia. La juez Segundo Virginia Amparo no quiso pronunciarse al respecto del por qué se encontraba resguardada Reinoso en su judicatura contralora.


  • 34
  •  
  •  
  •  
  •