•  
  •  
  •  
  •  
  •  

Para conocer al último contendiente de las finales de conferencia de la NBA habrá que esperar. Los Wizards batían a los Celtics la pasada madrugada por un ajustado 92-91, y habrá séptimo partido en la eliminatoria. Una serie cargada de tensión que vivía anoche un nuevo capítulo, en el que el principal actor protagonista volvía a ser John Wall.

El base rescataba a los de Washington con un triple ganador en los segundos finales, que no encontraba respuesta en un lanzamiento de Isaiah Thomas y dejaba la victoria en casa. El jugador finalizaba con 26 puntos, 2 rebotes y 8 asistencias, siendo de vital importancia en el tramo final del choque. Wall comenzaba el partido con un 1/12 en tiros de campo, pero respondía con un 8/13 cuando el balón más quema. Dale al play y no te pierdas su canasta clave.

El base secundaba a Bradley Beal, que firmaba 33 puntos, y ambos neutralizaban el gran encuentro de la pareja exterior de los Celtics: Avery Bradley e Isaiah Thomas, que firmaban 27 cada uno. 59 vs 54. El 64% vs el 59% de los puntos totales de su equipo. Duelo de pistoleros.

“Todo lo que pedíamos era un partido más, y lo tenemos. Si no ganemos el séptimo partido, sentiremos que ha sido un fracaso”, comentaba Wall tras el encuentro.

La rivalidad latente entre ambas franquicias se seguía cimentando en el sexto duelo de la eliminatoria, al que la plantilla de los Celtics llegaba completamente vestida de negro, emulando un gesto de los Wizards antes de un partido de temporada regular. Un gesto que sólo suele hacerse antes de los partidos decisivos de playoffs, cuando puedes mandar a casa a tu rival. Una declaración de intenciones de los jugadores de Boston.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •