Google ha recibido unas cuantas multas provenientes de la Unión Europea debido a su poca transparencia con los usuarios y por fallos en la protección de datos implementada recientemente. Sin embargo, en Estados Unidos también han comenzado un proceso para investigar a la compañía y evitar así que tenga un dominio absoluto de lo que vemos en Internet.

Ken Paxton, fiscal general en Texas, ha anunciado que 50 fiscales han firmado un documento para iniciar una investigación contra Google. Esta investigación se centrará en evitar el monopolio de la compañía en Internet y controlar que no se esté saltando las leyes que penalizan ese comportamiento. Paxton ha declarado que actualmente Google «controla todos los aspectos de la publicidad y búsquedas en Internet».

«Esta investigación no es una demanda, sino que es una investigación para determinar los hechos actuales», declaró el fiscal en su rueda de prensa. Únicamente California y Alabama han sido los estados que se han mantenido al margen de esto, pero el resto han participado para poner freno a Google en el caso de que efectivamente haya riesgo de monopolio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here