• 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El británico Chris Froome (Sky), cuatro veces campeón del Tour de Francia, ha reconocido que tiene el objetivo de conquistar un quinto triunfo en el evento galo y entrar en un “club especial” junto a los franceses Jaques Anquetil y Bernard Hinault, el español Miguel Indurain y el belga Eddie Merckx.

Coronarse por quinta vez en el Tour es un reto ilusionante para Froome, aunque el británico explicó que todavía no ha decidido si competirá en la gira francesa de 2019 o en el Giro de Italia, en el que defiende título, en una entrevista publicada este jueves por el diario italiano “La Gazzetta dello Sport”.

“Todavía no lo he decidido, hay que reunirse con el equipo y razonar. El Giro es una carrera muy espectacular, el Tour es la mejor manera para medir el valor de un corredor. No escondo que los cinco títulos en el Tour son un objetivo. Quiero entrar en ese club especial con Anquetil, Hinault, Indurain y Merckx”, aseguró.

Pese a que el Tour suponga una gran motivación, Froome dijo que el triunfo cosechado en el Giro del año pasado, con un espectacular ataque a 83 kilómetros del final en la subida al Colle delle Finestre, fue la “mejor actuación” de su carrera.

“En el Giro tenía que arriesgarlo todo. Llegar cuarto o undécimo no cambiaría nada. En mi cabeza sentía que estaba listo para darlo todo, hasta el límite. Todo fue de manera perfecta y también mis rivales cometieron algunos errores”, recordó.

“Técnicamente y tácticamente ha sido el mejor día de mi carrera. En el Colle delle Finestre hice mi mejor prestación deportiva”, insistió.

Fue una hazaña que, aseguró Froome, cambió su “relación con el público” italiano y que le regaló emociones que “nunca” olvidará.

A sus 33 años, el británico todavía ve un largo futuro deportivo por delante suyo y explicó que planea aguantar al máximo nivel otras cinco temporadas: “Estoy convencido de que puedo aguantar otros cinco años, hasta los 38 años. Pero tendré que estar al máximo de la forma”.

También explicó que sus próximos objetivos seguirán siendo las carreras a etapas y no las clásicas de un día por cuestiones de “preparación”, aunque dijo que podría cambiar idea en dos años, de cara a los Juegos de Tokio 2020.

Y por lo referido al futuro tras su retirada, no excluyó quedarse en el mundo del ciclismo: “No excluyo ser director deportivo de algún equipo. Tengo mucha pasión y también me gustaría enseñar a los jóvenes, por ejemplo”.


  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •