•  
  •  
  •  
  •  
  •  

EE.UU. ha tomado la decisión este jueves de abandonar la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) debido al sesgo antiisraelí de ese organismo, ha comunicado el Departamento de Estado estadounidense.

El retiro oficial se efectuará el 31 de diciembre de 2018, y “hasta entonces seguirá siendo miembro de pleno derecho”. Asimismo, indica que la decisión de abandonar esa agencia se debe al impago de las contribuciones de algunos países miembros de la UNESCO, la necesidad de reformar la organización y por la postura antiisraelí del organismo.

Funcionarios del Departamento de Estado también aclararon que Washington tomó la decisión después de una larga disputa en la UNESCO sobre la entrada de Palestina como Estado miembro.

Después del 31 de diciembre del próximo año, EE.UU. mantendrá su estatus de país observador en ese organismo internacional. Al respecto, Washington ha anunciado que establecerá una “misión de observación permanente” en esa institución, en reemplazo de su representación como miembro.

“Una pérdida para el multilateralismo”

En el 2011, EE.UU. canceló su contribución presupuestaria a la UNESCO en protesta por la decisión de otorgar a Palestina la plena membresía.

Por su parte, la directora general de esa agencia de la ONU, Irina Bokova, ha lamentado la decisión tomada por el país norteamericano y considera “una pérdida para el multilateralismo”.

“En el momento en que la lucha contra el extremismo violento pide una inversión renovada en educación y en diálogo intercultural para prevenir el odio, es profundamente lamentable que EE.UU. se retire de la agencia de Naciones Unidas que se ocupa de estos asuntos”, dijo Bokova.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha criticado en reiteradas ocasiones a las Naciones Unidas en general, quejándose del costo que representa para su país algunas de sus instituciones afiliadas.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •