• 195
  •  
  •  
  •  
  •  

Se complica el caso Modric para el Real Madrid. El centrocampista croata, uno de los pilares del exitoso Madrid de los últimos años, ha estado en la mañana de este viernes reunido con Florentino en las oficinas del Santiago Bernabéu, de donde salió el croata sin ganas de hablar y con cara de pocos amigos, según la cadena SER.

El deseo del centrocampista croata, Balón de Oro del último Mundial, es o que se le aumente el sueldo en el Madrid o marcharse al Inter de Milán. Pero la postura del Real Madrid es muy clara. Si quiere marcharse tendrá que pagar su cláusula de rescisión, que asciende a 750 millones de euros.

Pasa que el Inter de Milán, que ha hecho una suculenta oferta a al jugador, ni tan siquiera ha hablado con el club blanco. Y pasa también que en el Madrid saben que el Inter no tienen dinero para afrontar una operación así.

Así las cosas, en el Madrid hay un malestar evidente. Con los agentes de Modric y también con el Inter, por intentar convencer al jugador aún sabiendo que no puede pagarlo.

Cada vez más optimismo en el Inter

Por su parte, en Italia cada vez hay más optimismo porque en el Inter están convencidos de que Modric puede salir del Real Madrid. El Inter puede llegar a pagar un máximo de 60 millones en dos o tres temporadas y nunca en un único pago, pero que no hablarán de cifras hasta que Florentino Pérez no muestre su intención de querer negociar.

En el país transalpino hablan de una oferta del Inter de cuatro temporadas con un sueldo de diez millones de euro al año más otras dos en la Superliga china, ya que el 70% del club italiano es propiedad del grupo chino Suning.


  • 195
  •  
  •  
  •  
  •