•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente del Comité Olímpico Japonés, Tsunekazu Takeda, está imputado en Francia por “corrupción activa”, sospechoso de haber sobornado a miembros africanos del COI para que Tokio lograra la atribución de los Juegos de 2020, confirmaron a Efe fuentes judiciales.

Takeda, considerado uno de los artífices de que la capital japonesa se impusiera en 2013 a Madrid y Estambul, fue interrogado el mes pasado por un juez francés que desde hace tres años investiga presuntas irregularidades, agregaron las fuentes.

Los investigadores franceses rastrean el pago, poco antes del voto de Buenos Aires que dio a Tokio los Juegos de 2020, de 1,8 millones de euros a una empresa interpuesta, tras la cual se encontraba el senegalés Papa Massata Diack, hijo del entonces presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Lamine Diack, según revela el vespertino “Le Monde”.

Ese dinero, oficialmente para la elaboración de dos informes, pudo servir para sobornar a miembros africanos del COI a través del influyente Diack, que hizo campaña entonces por la capital nipona.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •