•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente del COI, Thomas Bach, ha descartado que la candidatura Barcelona-Pirineos pueda ser una alternativa al 2026, a pesar de la renuncia entre otros de Calgary, Sion, Graz y Sapporo.

“No hay ningún plan B”, sentenció en la presentación de las candidaturas de Milán y Estocolmo.

La opción catalana trabaja con vistas al 2030, pero la falta de sus candidatas había hecho pensar en adelantarlo cuatro años, opción que los gestores veían con buenos ojos.

Cuando terminó el recuento del referéndum celebrado en Calgary (Canadá) para aprobar una candidatura para los Juegos Olímpicos de invierno en 2026, los ciudadanos canadienses rechazaron la candidatura olímpica y dejaron las propuestas de Estocolmo y Milán-Cortina de Ampezzo como últimas alternativas.

Ambas precandidaturas finales disponen de infraestructuras adecuadas, según los informes del COI, pero han presentado serias dificultades internas y falta de consenso general. Ante la falta de garantías que Milán y Estocolmo sigan en liza, el comité internacional necesitaba una alternativa.

Barcelona se presentó como plan b del organismo internacional en caso de urgencia pero el COI ya la descartado.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •