• 49
  •  
  •  
  •  
  •  

En apenas 22 minutos, el equipo de Pep Guardiola vio portería en tres ocasiones, por medio de Ilkay Gündogan, Bernardo Silva y Sergio Agüero, y aniquiló a un Basilea que encajó un cuarto tanto en el segundo tiempo y fue incapaz de presentar batalla a la máquina perfecta que es este Manchester City.

La resistencia de los suizos no tardó en resquebrajarse: apenas 13 minutos. Tras un primer aviso de cabeza de Gündogan que se marchó alto, el internacional germano vio portería con su segundo testarazo al anticiparse a su marcador en un saque de esquina botado por De Bruyne y alojó el balón en el fondo de la meta de Vaclik.

Sin apenas tiempo para la reacción llegó el segundo del Manchester City, obra de Bernardo Silva, quien se aprovechó de que la zaga se fue persiguiendo a Agüero y recibió el balón en el segundo palo y, con todo el tiempo del mundo, lo controló con el pecho y lanzó un zurdazo sutil que pasó por encima del portero y subió el 0-2 al marcador.

Agüero, que ya había cantado gol en cuatro ocasiones el sábado, se sumó a la fiesta en el minuto 22, después de que el balón le quedara franco tras una conducción de Fernandinho y soltara un latigazo al palo derecho del meta, que hizo la estatua y vio cariacontecido cómo antes de que se cumpliera la primera media hora de eliminatoria esta ya estaba sentenciada.

Pareció salir el Basilea con otro ritmo a la vuelta de vestuarios, pero fue un mero espejismo, ya que, tras una gran ocasión con un buen disparo de Riveros que obligó a volar a Ederson, el Manchester City golpeó por cuarta vez. Gündogan, el mejor esta noche, se apuntó el segundo gol en su cuenta personal con un magistral disparo desde la frontal del área que se fue cerrando hasta quedar fuera del alcance de Vaclik.

Movió fichas entonces Guardiola y, sabedor de que el duelo estaba sentenciado, dio descanso a De Bruyne y a Sterling y sacó para que ingresen David Silva y Sané, dos futbolistas que acaban de volver tras sendas lesiones. El duelo fue de ida y vuelta en la recta final, con el Basilea buscando el tanto de la honra y el Manchester City un quinto festejo que redondeara la velada.

No llegó ni el primero de los ‘Rotblau’ ni el quinto de los ‘Citizens’, y el marcador del St Jakob-Park no se volvió a mover, mostrando una convincente y merecida victoria de los ingleses por 0-4 con la que se aseguran prácticamente su presencia en cuartos de final a falta de un partido de vuelta que se antoja intrascendente.


  • 49
  •  
  •  
  •  
  •