•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El VAR fue el protagonista de una escena insólita en la Bundesliga.

Tras haber terminado el primer tiempo del encuentro entre el Mainz y el Frisburgo los jugadores salieron a los camerinos pero apenas dos minutos después el arbitro decreto que todos los jugadores debían de regresar a la gramilla por que se lanzaría un penalti.

En la última jugada del primer tiempo había habido una mano dentro del área y esto fue lo que sanciono el arbitro con el auxilio del VAR.

El arbitro encargado del partido Guido Winkmann ha sido fuertemente criticado por esta acción mientras que el VAR vuelve a estar en el ojo del huracán.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •