•  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Comisión de Control, Ética y Disciplina de la UEFA se reunirá este jueves para decidir la posible sanción a Dani Carvajal por haber forzado, presuntamente, la tarjeta amarilla en el campo del Apoel chipriota en el último partido disputado en Champions por el club blanco.

La comisión disciplinaria le abrió expediente y solicitó el vídeo con las imágenes del partido que serán examinadas en la reunión de este jueves. A priori no hay unanimidad entre los miembros sobre si Dani Carvajal forzó o no la acción. Eso podría salvarle, de lo contrario se perdería el primer partido de octavos al ser sancionado con un nuevo encuentro (dos en total). En cambio no parece nada probable, como algunos han afirmado, que la sanción llegara a los tres encuentros, lo que significaría que se perdería los dos partidos de octavos y eso se considera excesivo para la acción protagonizada por el internacional madridista.

Con todo, la notoria pérdida de tiempo de Dani Carvajal en la ejecución de un saque de banda durante los minutos finales del partido entre el Real Madrid y el Apoel (0-6), mereció que el colegiado portugués Arthur Dias le mostrara tarjeta amarilla. Posteriormente, la UEFA le abró expediente y el Comité de Disciplina estudiará el caso de acuerdo al artículo 15 del código disciplinario, al buscar “voluntariamente” la amonestación. Según este artículo se castigará con hasta dos partidos de suspensión al jugador que “claramente provoque una tarjeta amarilla o roja”.

En el minuto 90 del partido, Dani Carvajal realizó varios amagos con los brazos sin llegar a soltar la pelota durante un saque de banda. El árbitro del encuentro le mostró la tarjeta amarilla después de que la acción no se ejecutase en el tiempo correcto. El lateral hizo varios amagos inncesarios para forzar la amonestación. De esta forma, el lateral del Real Madrid vio la segunda tarjeta amarilla de la temporada en la Champions League, lo que le conllevaría una sanción de un partido (pasando limpio a octavos), y que se haría efectiva durante el último encuentro ante el Borussia Dortmund, intrascendente para el conjunto blanco, matemáticamente clasificado para los octavos. La maniobra era demasiado clara.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •