Dos expertos en Ucrania del Departamento de Estado declaran este miércoles en el marco de la investigación de juicio politco al presidente Donald Trump que lleva a cabo la Cámara de Representantes.

Catherine Croft, quien fue segunda del ex enviado especial a Ucrania Kurt Volker, y Christopher Anderson, un diplomático de carrera que pasó cinco años trabajando en las relaciones entre Washington y Kiev, estaban ya en el Capitolio en audiencias que realizan comisiones de la Cámara.

Ambos testimonios tienen lugar después de la comparecencia el martes de un experto en Ucrania quien planteó preocupaciones de seguridad nacional con respecto a la conversación telefónica que sostuvieron el presidente Donald Trump y su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, el pasado 25 de julio.

El teniente coronel Alexander Vindman, el principal experto sobre Ucrania en el Consejo de Seguridad Nacional, afirmó en las audiencias que él estuvo entre los que escucharon la conversación telefónica entre Trump y Zelenskiy.

Vindman dijo que él quedó tan preocupado cuando Trump instó a Zelenskiy a investigar sus oponentes políticos que alertó a sus superiores.

«No creo que es correcto demandar que un gobierno extranjero investigue a un ciudadano estadounidense y me preocuparon las implicaciones sobre el apoyo del gobierno de Estados Unidos a Ucrania”, dijo Vindman.

La conversación entre Trump y Zelenskiy está en el centro de los esfuerzos de los demócratas de la Cámara de Representantes para llevar a Trump a un juicio político por pedir a Kiev que investigara denuncias de que Ucrania interfirió a favor de los demócratas en las elecciones presidenciales de 2016.

También presuntamente pidió a Zelenskyi que revisara una posible corrupción del candidato presidencial demócrata para el 2020 Joe Biden y su hijo Hunter, quien ocupó un puesto en la junta directiva de una compañía de gas ucraniana.

Demócratas de la Cámara de Representantes presentan resolución sobre juicio político
Los demócratas quieren saber si Trump retuvo una ayuda militar de 400 millones de dólares para Ucrania a menos que Zelenskiy accediera públicamente a las investigaciones.

Contactar a un gobierno extranjero para interferir en elecciones en Estados Unidos y el llamado quid pro quo (ofrecer una cosa por otra) son delitos válidos para un juicio político.

«Me di cuenta de que si Ucrania seguía una investigación a los Biden y a (la compañía de gas) Burisma esta podría ser interpretada como un juego partisano que resultaría inevitablemente en que Ucrania perdería el apoyo bipartidista que hasta ahora ha mantenido”, explicó Vindman en su testimonio preparado de antemano.

«Transmití ciertas preocupaciones internamente a funcionarios de seguridad nacional de acuerdo con mis décadas de experiencia y entrenamiento, sentido del deber y una obligación de operar dentro de la cadena de mando”, agregó.

Vindman es un inmigrante ucraniano que fue herido por una bomba en una carretera durante una ronda de servicio del ejército estadounidense en Irak.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here