•  
  •  
  •  
  •  
  •  

La tensión entre Ousmane Dembélé y el Borussia Dortmund sigue en aumento. El francés envió un órdago el pasado jueves al no presentarse al entrenamiento para así forzar su salida al Barcelona y el equipo alemán le apartó.

Anoche, el entrenador, el secretario técnico y el presidente se reunieron y las partes decidieron mantenerle apartado del primer equipo hasta nueva orden, tal y como informa el club este domingo.

“El Borussia Dortmund ha decidido continuar con la suspensión del jugador Ousmane Dembélé de los entrenamientos hasta nuevo aviso. La decisión ha sido tomada por Hans-Joachim Watzke, Michael Zorc y Peter Bosz en la noche del sábado”, dice el comunicado del club.

El director deportivo expresó que el jugador sí podrá entrenarse en solitario mientras se encuentra una solución. “Nuestra atención se centra ahora en una preparación concentrada del equipo para la apertura de la temporada de la Bundesliga. Por supuesto, Ousmane Dembélé, tiene la oportunidad de entrenar individualmente fuera del grupo”.

Otro dato importante en cuanto a lo que pide el Borussia por Ousmane Dembélé es que de ese pago debe ir un 25 por ciento al Rennes su equipo de origen. De ahí que se barajen esas cantidades que parecen desorbitadas para un futbolista tan joven que aún no ha ganado nada. El Dortmund ha negociado cn el Rennes que ese 25 por ciento sería descontable del fijo que pagara el Barça y del porcentaje final que se estableciera en los bonus, lo que sería un ‘palo’ menor.

El Borussia y Barça estaban encallados en el tema de las variables porque los alemanes querían que fueran fácilmente asumibles y los catalanes, lógicamente, pretendían complicar algo su consecución. El Borussia quiere que el Barça pague 100 millones ‘cash’ y elevar los variables entre los 25 y 30 millones. Ahí está el regateo final, dónde severá la habilidad negociadora de unos y otros en la negociación para establecer el precio final.

Eso sí, Ousmane Dembélé debe recapacitar y cumplir con su castigo actual para tratar de volver a la disciplina del Borussia Dortmund. Luego, si la oferta del Barça convence a su equipo, podrá cumplir su anhelado sueño de vestir algún día la camiseta azulgrana como le prometió a Robert Fernández.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •