• 74
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si los supercontinentes antiguos se formaron y se separaron en ciclos alternados a lo largo de cientos de millones de años, en el futuro, probablemente, el Pacífico se expandirá hasta convertirse en el único superocéano del nuevo supercontinente, sugieren científicos de la Universidad de Curtin (Australia).

Los supercontinentes se concentraron y se separaron a través de dos procesos alternos denominados “introversión” y “extroversión”, explica el estudio de los investigadores, publicado en la revista Precambrian Research.

Durante el primero de estos procesos, el continente comienza a dividirse en masas de tierra separadas por un nuevo océano interno, donde se activan procesos de subducción, de tal forma que corteza oceánica se sumerge en el caliente manto de la Tierra y el océano interno vuelve al interior del planeta. Los continentes se reúnen y forman un nuevo supercontinente rodeado por el mismo superocéano que estaba allí antes.

En cuanto al proceso de extroversión, los procesos de subducción ocurren en el superocéano que rodea un supercontinente. Sus antiguas líneas costeras chocan para formar su nuevo centro, mientras que el océano interior se transforma en nuevo superocéano que rodea este nuevo supercontinente.

Según la versión que proponen los especialistas australianos, el supercontinente Pangea (que existió hace 335 millones de años) y que agrupaba la mayor parte de las tierras emergidas del planeta, se formó cuando el supercontinente Rodinia (que existió hace 1.100 millones de años) se volvió del revés por las fuerzas tectónicas y consumió el superocéano que lo rodeaba a través de proceso de la extroversión.


  • 74
  •  
  •  
  •  
  •  
  •