• 50
  •  
  •  
  •  
  •  

Si el fútbol suele en general burlarse de las miradas previas, mucho más en una final protagonizada por Boca y por River es capaz de atreverse a desautorizar cualquier análisis elaborado antes de que la pelota empiece a liberar sus caprichos. Sin embargo, por lo menos hasta que Patricio Loustau arranque el partido de esta noche en el Malvinas Argentinas, hay realidades individuales que le permiten ilusionarse más al equipo de Guillermo Barros Schelotto que al de Marcelo Gallardo. A esa conclusión se desembarca por un combo integrado por los conceptos del juego y por el promedio de las calificaciones de los periodistas de Clarín. Mano a mano, frente a frente, cada jugador titular en la resolución de la Supercopa Argentina…

# Franco Armani (5,83) transmite mayor confianza que Agustín Rossi (6,05).

River pedía a gritos un arquero que emitiera seguridad total. Y esa sensación dispara Armani, uno de los refuerzos para este 2018. En una defensa frágil, el ex Atlético Nacional de Medellín es el más confiable. Demuestra personalidad, presencia. Al de Boca no lo exigen tanto, pero no contagia lo mismo que Armani. En un Boca arrasador en el medio local todavía Rossi se debe un gran partido ante un gran rival. En los arcos el clásico empezará a resolverse.

# Leonardo Jara (5,93), cada vez más afianzado; Gonzalo Montiel (4,67), en una nebulosa.

El lateral derecho de Boca no admite dudas. Cada vez más afianzado, Jara se desdobla y forma una linda dupla con Pavón. Llega bien arriba: le hizo el gol del triunfo a Tigre. Al de River, central devenido en lateral, le cuesta cerrar en defensa ante los centros cruzados y perdió esa claridad en la proyección que había exhibido en algún momento.

# La actualidad de Paolo Goltz (5,67) hoy es superior a la de Jonatan Maidana (4,63).

Si bien el central de River (definido alguna vez como “guerrero fiel) levantó su nivel en el último partido, aún se encuentra muy lejos de su mejor versión. De hecho, en el inicio del año no era titular. En cambio, el ex Lanús, con su experiencia, es un muy buen complemento para la frescura interesante de Magallán en el corazón de la defensa de Boca.

# El contraste entre Lisandro Magallán (5,83) y Lucas Martínez Quarta (4,50).

Goza una realidad sólida el segundo defensor central de Boca, una apuesta de Guillermo Barros Schelotto. Es clave atrás. Por algo lo buscan desde Europa. Al de River se nota que aún le pesa la suspensión de siete meses por el caso de dóping. Desde que volvió no es el mismo. El equipo lo necesita un par de escalones más arriba.

# Marcelo Saracchi (5,42) y un antecedente para no estar tan lejos de Frank Fabra (5,39).

Los cuatro defensores de Boca caminan por una actualidad superior a la de River. Tal vez la menor diferencia se encuentre en el lateral izquierdo. Si bien Fabra es decisivo en ataque por la banda izquierda, tiene falencias en el retroceso. Saracchi, a veces, se nubla en la finalización de sus proyecciones y no escapa a los grises de River, pero hay un dato del verano que a los de Núñez entusiasma: en Mar del Plata anuló a Pavón…

# Wilmar Barrios (6,06) le saca un cuerpo de ventaja a Leonardo Ponzio (5,42).

El colombiano es un imán en el mediocampo de Boca. Corre, releva, quita. Un relojito. El referente de River ni siquiera se arrima a su mejor nivel, pero equipara con la experiencia en clásicos. En un partido de esfuerzo, de presión y de garra, será clave el que gane este duelo.

# Nahitan Nandez (5,69) eclipsa al desconocido Ignacio Fernández (4,85).

La intensidad del uruguayo es clave en el medio de Boca, aunque reemplaza a alguien opuesto a él: Gago. Resulta un gran complemento para Barrios. River, para ganar claridad en la elaboración y en el circuito, buscará reencontrarse con Nacho, quien hace rato resulta una sombra.

# En el duelo de los Pérez, ahora Pablo (6,54) es mucho más que Enzo (5,15).

Sin los lesionados Benedetto y Gago (los dos de promedios más altos), el ránking de individualidades lo lidera Pablo Pérez: el cerebro, la pausa, el juego. Su único lunar es su tendencia a exponerse a las tarjetas. Siempre al límite sin necesidad. Del otro lado, Enzo Pérez nunca llegó a tener la influencia que River imaginaba. El equipo lo necesita ya. El de Boca es más valioso que el de River en la previa. Sampaoli así también lo cree: citó para la gira a Pablo y no a Enzo.

# Edwin Cardona (5,63) desembarca mejor que Gonzalo Martínez (5,43).

Aunque el delantero por la izquierda en el Boca del Mellizo, el colombiano vive retrasándose. Tiene esencia de mediocampista ofensivo. Cada vez crece más. Estaciona en esta final histórica en Mendoza con mejor semblante que Pity Martínez, quien era tal vez la máxima luz hasta que surgió Mora, pero una lesión lo marginó y está volviendo.

# El milagro de Rodrigo Mora para compensar la frescura veloz de Cristian Pavón (6,00).

¿Quién​ hubiera imaginado hace dos meses que este mano a mano hoy sería bastante equilibrado? El uruguayo de River eludió una severa lesión como nadie lo suponía: es el mejor de un equipo oscuro por estos días. Y tiene antecedentes ricos contra Boca. ¿Qué pasará con Pavón? Nadie duda de sus cualidades, pero en este 2018 en algunos partidos de dificultades superiores le costó imponerse. ¿Volará en Mendoza?

# La actualidad de Paolo Goltz (5,67) hoy es superior a la de Jonatan Maidana (4,63).

Si bien el central de River (definido alguna vez como “guerrero fiel) levantó su nivel en el último partido, aún se encuentra muy lejos de su mejor versión. De hecho, en el inicio del año no era titular. En cambio, el ex Lanús, con su experiencia, es un muy buen complemento para la frescura interesante de Magallán en el corazón de la defensa de Boca.

# El contraste entre Lisandro Magallán (5,83) y Lucas Martínez Quarta (4,50).

Goza una realidad sólida el segundo defensor central de Boca, una apuesta de Guillermo Barros Schelotto. Es clave atrás. Por algo lo buscan desde Europa. Al de River se nota que aún le pesa la suspensión de siete meses por el caso de dóping. Desde que volvió no es el mismo. El equipo lo necesita un par de escalones más arriba.

# Carlos Tevez (6,50) viene pesando más en Boca que Lucas Pratto (5,00) en River.

El ruidoso regreso de Carlitos a Boca ha sido mucho más redituable que la transferencia impactante del Oso a River. El peso de los “9” en el Superclásico resultará determinante. Busca más gloria xeneize Tevez en una posición que no es la que más le gusta, pero que desarrolla por la lesión de Benedetto y porque ni Wanchope Abila ni Walter Bou a Guillermo convencen. Quiere meterse en el corazón del hincha millonario Pratto. ¿El equipo lo ayudará o volverá a dejarlo arriba solo y abandonado?

Ahí están los 11 de cada lado. Sus promedios, según las calificaciones de Clarín en la Superliga, lo dicen todo: 5,89 de los titulares de Boca contra 5,14 de los River. Si esa comparación se extiende a todo el plantel, Boca con su 5,77 se impone ante el 5,06 de River. Si se recorta únicamente lo producido en 2018 por todos los futbolistas de cada uno, la diferencia se sostiene: Boca arriba con 5,59 contra un preocupante 4,90 de River. Y en el análisis de este año, encima, Boca le da una ventaja a River: no utilizó a sus dos futbolistas con rendimientos más elevados, los lesionados Benedetto (6,89) y Gago (6,80).

Es el juego del uno por uno previo. Ahora viene el partido. ¿Qué dirán la pelota y sus caprichos?

Fuente: Clarín


  • 50
  •  
  •  
  •  
  •