• 239
  •  
  •  
  •  
  •  

El Banguat sacará de circulación papel a base de polímero en esa denominación, en un proceso que durará tres años.

Después de 10 años de haberse puesto en circulación, el billete en sustrato de polímero —material similar al plástico— dejará de circular en el 2020, anunciaron ayer las autoridades del Banco de Guatemala (Banguat).

La última remesa en inventario aún se encuentra en las bóvedas de la banca central y corresponde a billetes de Q5 que fueron fabricados con ese material. Desde el 2015, el billete de Q1 —de polímero— dejó de imprimirse y fue sustituido por la moneda de la misma denominación.

“En tres años ya no circulará el billete de polímero de Q5 y las existencias que tenemos las vamos a agotar”, dijo ayer Sergio Recinos, presidente en funciones del Banguat, luego de haber participado en la inauguración del Festival de Educación Económico Financiera, que continuará durante esta semana en la Plaza Carlos Mérida, en el Centro Cívico.

En el 2017 se retiraron de la economía Q3 mil 500 millones de billetes de diferentes denominaciones, porque tenían daños. Las denominaciones de Q20, Q10 y Q5 son las que tienen más deterioro.

La razón de lo anterior es que los billetes de menor denominación tienen una mayor velocidad en la economía y es un fenómeno que también ocurre en otras economías del mundo.

Poca duración

Por medio de la resolución 49-2007, la Junta Monetaria (JM) autorizó la impresión de billetes de base en polímero, y fue el 18 de noviembre del 2008 cuando empezó a circular la denominación de Q1. El 21 de noviembre del 2011, el Banguat puso a circular el billete de Q5 de polímero.

En ambos casos, según la evolución, se determinó que la duración del billete de sustrato de polímero superaba los 3.8 años, aunque el período de vida en buen estado era solo de tres años.

 

En esa ocasión, la JM consideró que se ponían en circulación esos billetes como prueba piloto.

También se llevó a cabo un proceso de cambio de aleación o de materiales para acuñar las monedas de Q1, Q0.50, Q0.25, Q0.10 y Q0.05. A esas monedas se les incorporó acero con latón y una mezcla con otro tipo de metales.

Costo mayor

Recinos explicó que la principal razón por la cual ya no se imprimirán billetes de Q5 a base de polímero es por el costo de fabricación, que fue mayor al que originalmente se había planteado en el 2007 y en el 2008.

Además, hubo quejas de usuarios por cortes en la piel generados por los billetes, indicó.

El funcionario confirmó que el proceso de cambio para la banca central no generará un costo adicional ni presión inflacionaria, porque si se retiran mil millones de billetes de la economía, se sustituirán con otros billetes.

El presidente recordó que tanto los billetes de polímero como los de algodón tienen el mismo valor en la economía, y que deben ser aceptados por los establecimientos comerciales hasta que la banca central indique lo contrario.

El proceso de retiro del billete de polímero de Q5 será casi automático. En los siguientes meses se repararán las bases para la licitación del billete a base de algodón.

Sobre las características de diseño, se indicó que no habrá cambios y se mantendrá el retrato del general Justo Rufino Barrios en el anverso y la alegoría al establecimiento de la enseñanza primaria gratuita, laica y obligatoria en el reverso. El funcionario explicó que los billetes de Q5 que saldrán a circular contarán con nuevas medidas de seguridad y tecnología.

Más efectivo

Por otro lado, esta semana el Banguat comenzará con la inyección adicional de dinero a la economía como efecto de la Semana Santa, y culminará el Miércoles Santo, ya que en estos días hay despliegue masivo a distintos puntos turísticos.

El monto adicional es de Q1 mil 250 millones, para cubrir la demanda de esta temporada.

Al 9 de marzo último, la emisión monetaria era de Q36 mil 556 millones y se calcula que a finales de mes el efectivo en circulación alcance los Q37 mil 800 millones.

El billete de Q100 es el más utilizado y tiene una participación del 77%.


  • 239
  •  
  •  
  •  
  •