•  
  •  
  •  
  •  
  •  

En una comparecencia ante los medios de Comunicación, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido al presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy y al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que “no tomen ninguna decisión que pueda dinamitar el espacio de diálogo y de mediación”, y ha añadido que ese sería “el acto más valiente que pueden hacer ahora”.

La alcaldesa ha insistido en que “hay que abandonar las trincheras. El lenguaje belicista, el lenguaje de los valientes, de los derrotados y de los vencidos. Démonos un tiempo, es momento para la mediación. No es momento para el choque de trenes, es momento para el diálogo y para imaginar nuevos caminos”. En ese sentido, destacó la actitud del Partido Socialista Obrero Español: “Me quiero dirigir en particular al PSOE. Celebro, muy sinceramente, que en los últimos días empezaran a hablar de diálogo. Pero necesitamos hechos, no palabras. Necesitamos vías de diálogo, y cuenten conmigo para hacerlo posible”.

Colau se ha referido también en su discurso a las movilizaciones que han tenido lugar estos días en Cataluña: “Todas ellas son legítimas y merecen ser escuchadas. Aunque soy crítica con el planteamiento unilateral, he estado siempre al lado de la movilización”, declaró la alcaldesa, que también quiso señalar que “los resultados del 1 de octubre no pueden ser un aval para proclamar la independencia”.

Ada Colau se ha referido a la tensión política entre la Generalitat y el Estado español como “la crisis institucional más grave desde la restauración de la democracia”.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •